Pronunciamiento sobre el caso “nuevos notarios”

Respecto a las denostaciones vertidas -en conferencia de prensa- por José Óscar
Valdez Ramírez, quien acusa de presunta corrupciónal Presidente del Tribunal
Superior de Justicia del Estado de México, nos pronunciarnos contra la falsedad,
bajeza y absurdo de dichas aseveraciones.
Los actos de supuesta intervención en el caso “nuevos notarios”, son totalmente
contrarios a la ética personal y profesional conforme a la cual siempre se ha conducido
quien encabeza la impartición de justicia de esta entidad. Además, el titular del Poder
Judicial ha ajustado en todo momento su actuar a las atribuciones precisas que le
confieren la Constitución Política de la nación y del estado, así como con la Ley
Orgánica de esta institución, por lo que bajo ninguna circunstancia ha influido o
pretendido influir en la determinación de una autoridad federal.
En uso del derecho que confiere la Ley Reglamentaria del Artículo 6o., Párrafo
Primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en Materia del
Derecho de Réplica, nos pronunciarnos ante lo publicado con motivo de las
declaraciones realizadas por el abogado José Óscar Valdez Ramírez, ya que carecen
de veracidad, credibilidad y sustento. Por lo que solicitamos pruebas o bien la
aclaración para preservar el buen nombre del aludido.
Es irresponsable atribuir a un servidor público hechos falsos y más cuando esta
información se divulga causando agravio en el honor, vida privada e imagen, pero en
este caso, además de agredir al titular del Poder Judicial se atenta contra esta
institución que día con día busca responder con justicia de calidad, transparente y
respetuosa de los Derechos Humanos a más de 17 millones de mexiquenses.
Consideramos inaceptable se refiera que el Magistrado Presidente del tribunal
mexiquense tenga injerencia en cualquier resolución judicial del ámbito estatal o
federal, pues es el primer promotor y garante de la autonomía de los jueces.
Más artículos
OFRECEN INGENIEROS CIVILES COLABORACIÓN TÉCNICA A LA SECRETARÍA DE COMUNICACIONES ESTATAL